Sesiones Privadas

Hay muchos trastornos que pueden aparecer en nuestra vida y, con ello, necesitar de una terapia para adultos: depresión o ansiedad, fobias, trastorno del sueño, trastornos sexuales, estrés, dificultades para relacionarte, falta de autoestima, inseguridad, sentimientos de soledad y vacío… 

Situaciones con las que quizá te identificas y que pueden estar condicionando tu bienestar.

Hablar de estas emociones, de tus miedos, confusión o malestar es el primer paso para comenzar el cambio. Pero no siempre es fácil hacerlo, ¿verdad?

 

Puede que hayas compartido cómo te sientes con algún familiar o amigo, sin acabar de sentirte comprendido ni encontrar el apoyo que buscabas. 

 

Por ello, es necesario estar en un ambiente concreto y con un profesional que no solo no te va a juzgar, sino que con comprensión y  tiene los conocimientos para entender lo que te pasa y para ayudarte a estar mejor.

En una sesión terapéutica no hay preferencias ni prejuicios, solo escucha y empatía. Es un lugar donde sentirte acogido/a y ayudado/a, donde encontrar la claridad que inspira soluciones y resuelve problemas.

 

Con una psicoterapia puedes:

Cambiar tus pensamientos y conductas.

 

Aprender a observarte y conocerte mejor.

 

Y generar cambios en la manera de funcionar y de relacionarte.

Tiempo por sesión de 1 hora, con previa cita.

Citas